css templates
Mobirise

Fobias

Las fobias alcanzan tanto a hombres como a mujeres. Según los especialistas, el número de personas que consultan por este trastorno ha crecido enormemente en los últimos años, así como también ha disminuido Las fobias alcanzan tanto a hombres como a mujeres. Según los especialistas, el número de personas que consultan por este trastorno ha crecido enormemente en los últimos años, así como también ha disminuido considerablemente la edad de quienes llegan al consultorio. Mientras que hace unos años atrás el promedio de pacientes rondaba los 30-40, hoy son los jóvenes de 20 los que piden ayuda.

Muchos consultan y muchos se envuelven en el silencio y el trauma sexual los condiciona de por vida. Así es como existen los "matrimonios no consumados" o quienes, por su aversión, pueden mantenerse vírgenes hasta la muerte.
Muchos fóbicos sexuales no logran siquiera masturbarse.

Una fobia es un miedo excesivo, persistente e irracional. Un fóbico sexual es quien evita por completo el sexo o limita ciertas prácticas por temor, dolor u otras cuestiones que considera peligrosas. Hay quienes siquiera pueden hablar de sexo.

El hecho de padecer una fobia sexual no significa que no haya atracción, impulso o deseo sexual. En estos casos, el miedo paraliza y quien sufre esta limitación se siente inhibido, bloqueado, incapacitado de concretar el acto. El fóbico sexual desea y teme al mismo tiempo. Y la respuesta más habitual, a modo de defensa, es el escape, el evadir las situaciones de encuentro.

Muchos de los casos de disfunción eréctil, eyaculación precoz, vaginismo o dispaurenia (dolor a la hora de practicar sexo), miedos acordes a sus genitales (tamaño de su pene) y a los viejos mandatos culturales de "hombría y provisión?, como también la ansiedad y exigencia son los motivos de este temor. Generalmente, están fundados en experiencias traumáticas previas, la baja autoestima o temor a no responder como ellas esperan (o como ellos creen que ellas esperan), creencias y mitos infundados o tan sólo fantasías que paralizan. Así como hay casos extremos de abuso, violación y también debido a una inadecuada "educación sexual".

Las técnicas clínicas y psicoterapéuticas son eficientes, junto, muchas veces, a ciertos psicofármacos que permiten abordar los episodios de fobia, los trastornos obsesivos y los eventuales ataques de pánico. Será clave la alianza establecida entre profesional y consultante; así como, de ser necesaria, la participación de las parejas.

Algunas fobias sexuales son:

            - Agrafobia: miedo al abuso sexual

            - Erotofobia: miedo a hablar sobre cualquier tema erótico o sexual

            - Eurotofobia: miedo a los genitales femeninos

            - Falofobia: miedo al pene

            - Genofobia: miedo al sexo

            - Gimnofobia: miedo a la desnudez propia y ajena

            - Heterofobia: miedo al sexo opuesto

            - Homofobia: miedo a los homosexuales o a convertirse en homosexual

            - Itifalofobia: miedo a tener una erección

            - Medomalacufobia: pánico a perder la erección

            - Parafobia: miedo a la perversión sexual

            - Venustrafobia: fobia que tienen los hombres a las mujeres hermosas

Compartir esta página

Address

CABA
Sanchez de Bustamante y Beruti

San Isidro
Av. Centenario y Laprida


Contacts

Email:  Lic.Lizarraga@sexualidad-activa.com

Phone: +54 9 11 2254 0922

WhatsApp: +54 9 11 2254 0922

 Skype: Lic Lizarraga